AGRARIO

La Junta de Castilla y León apuesta por la Formación Profesional en el sector agrario para mejorar la capacitación, imagen e inserción laboral

campo rural pac agrario

El curso académico 2022/2023 se inicia con 620 alumnos en los 8 centros dependientes de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, repartidos en 18 ciclos formativos para la formación de los futuros profesionales del campo

burgosnoticias.com  | 27/09/2022 - 16:59h.

El curso 2022-2023 ha comenzado con normalidad en los ocho centros de formación agraria dependientes de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. Hay un total de 620 alumnos, matriculados en 18 ciclos formativos de grado medio y superior de Formación Profesional ofertados.

Siguiendo la tónica de los últimos años, se incrementa el número de matriculados en los ciclos formativos de los Centros Integrados de Formación Profesional (CIPF) de la Consejería, debido a la importante inserción laboral de los alumnos, así como al esfuerzo realizado por la Consejería por ampliar la oferta formativa adaptada a las características productivas del entorno y apostar por una formación agraria y agroalimentaria orientada hacia el empleo.

La formación agraria constituye uno de los pilares estratégicos para la modernización agraria y el desarrollo rural, consiguiendo no solo explotaciones y empresas competitivas, sino también empresarios y trabajadores con un alto nivel de cualificación dentro del sector agroalimentario.

En línea con el compromiso con la formación agraria como medio para mejorar las posibilidades de los profesionales del medio rural, durante la presente legislatura la Consejería tiene previsto realizar inversiones en obras de adecuación de las instalaciones de los Centros Integrados de Formación Profesional y la modernización de la maquinaria de estos centros.

La importancia de la oferta formativa de Formación Profesional

La formación constituye uno de los pilares estratégicos para la modernización agraria y el desarrollo rural, consiguiendo no solo explotaciones y empresas competitivas, sino también empresarios y trabajadores con un alto nivel de cualificación dentro del sector agroalimentario.

Esta oferta formativa pretende responder a la demanda social y busca estabilizar la población del ámbito rural, contribuyendo a afianzar el modelo autonómico de crecimiento económico, y constituyendo una buena oportunidad para acceder al mercado laboral y ocupar puestos de responsabilidad en las empresas.

La oferta formativa de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural consta de FP Inicial, FP para el Empleo y FP No Formal.

Formación Profesional Inicial

Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural gestiona ocho Centros Integrados de Formación Profesional, donde se imparten títulos de Grado Medio y de Grado Superior, con 620 alumnos matriculados en este curso 22-23. Estos centros ofertan 18 ciclos de Formación Profesional de las familias Agraria, Industrias Alimentarias y Actividades Físico-deportivas, siendo ocho ciclos de Grado Superior y diez ciclos de Grado Medio. Por familia profesional se ofertan catorce ciclos de la Familia Agraria, dos de la familia Industrias alimentarias y dos de Actividades físico-deportivas.

El alumnado de estos centros recibe una formación técnico-práctica integral que le permite, una vez completada su formación específica en una empresa determinada, desarrollar todo su potencial personal y laboral, y convertirse en un elemento clave en la profesionalización de la empresa o de su propia explotación.

Los centros se reparten por la geografía de la Comunidad, estando presentes en las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid, siendo los más demandados los de la Santa Espina, Segovia y Viñalta, sobrepasando los cien alumnos. Allí se imparten ciclos de grado medio y superior de las especialidades de Producción Agropecuaria, Paisajismo y Medio Rural y Ganadería y Asistencia en Sanidad Animal, entre otras.

Formación Profesional para el Empleo

En los Centros Integrados se imparten también cursos de formación no formal, de corta duración y de diversas temáticas, en materia agrícola, ganadera, forestal, agroalimentaria y de desarrollo rural, además, también se imparten certificados de profesionalidad en colaboración con el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECYL), de las familias profesionales Agraria, Industrias Alimentarias y Actividades físico-deportivas. Los certificados de profesionalidad son el instrumento de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales en el ámbito de la Administración laboral y se imparten en todos los Centros Integrados.

Formación Profesional No Formal

Se trata de actividades específicas organizadas por la Consejería en los Centros Integrados con el objetivo de complementar la formación integral del alumnado. En esta modalidad de formación no formal regulada destacan los cursos de Incorporación a la empresa agraria (200 horas), curso de usuario profesional de productos fitosanitarios (a partir de 25 horas) y los cursos de bienestar animal, entre otros.

Formación Profesional Dual para la inserción laboral

Dentro de la modalidad de FP Inicial, en los últimos años, la Junta ha mantenido la línea de trabajo de potenciar la Formación Profesional Dual, incrementando el número de ciclos en los que se oferta esta modalidad, con el fin de favorecer este ajuste entre las necesidades de personal de los sectores productivos y la oferta de personal formado. Mediante la modalidad dual, los alumnos completan su formación en la empresa, mejorando su empleabilidad y formación global. Esta fórmula mixta fórmula de formación y empleo combina la formación en el centro educativo con la que después realizan en las propias empresas, lo que permite aumentar la ratio de inserción laboral de los alumnos que cursan los ciclos en esta modalidad, puesto que en muchos casos los alumnos acaban trabajando en esas empresas.

Con ello se promueve la inserción laboral de los jóvenes, adecuando la oferta formativa a la demanda del mercado laboral y potenciando la autonomía de las personas mediante el desarrollo de capacidades a lo largo de su vida. Se trata de una herramienta imprescindible para la incorporación de jóvenes al sector, lo que es clave para el futuro de la juventud y el crecimiento económico y social del mundo rural.

Actualmente del centro de Albillos (Burgos) hay tres alumnos en la FP dual y las empresas donde hacen las prácticas son las siguientes: uno en Genética El Bardal SAU, en la localidad de Mecerreyes (Burgos), y dos en Viters Familia SLU en la localidad de Cubo de Solana (Soria).

Merece una mención especial el reconocimiento en los Premios I+Porc a los estudiantes de FP Agropecuaria Dual, Especializada en Producción Porcina, a un alumno de Castilla y León, Eduardo de León, que se formó en el centro de Albillos y realiza las prácticas en la empresa Viters Familia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad